3 ejemplos de éxito de la serigrafía en packaging

En botellas, perfumes, cajas de cartón, bolsas de tela… Estos son algunos ejemplos de packaging donde podemos encontrarnos la serigrafía. Además, el proceso de serigrafiado no tiene por qué realizarse únicamente en una superficie plana, sino que también puede imprimirse sobre objetos voluminosos y con forma.

La técnica de serigrafiado se caracteriza por ser uno de los procedimientos de impresión que dan un mejor acabado a proyectos de packaging, ya que es muy resistente. Además, mediante esta técnica podemos añadir una amplia gama de tonalidades a nuestra impresión con colores llamativos y vibrantes. La serigrafía va más allá de la impresión de la identidad corporativa o el eslogan de una compañía sobre una superficie; gracias al proceso de serigrafiado podemos aportar un valor añadido a cada proyecto, así como una personalidad única a cada uno de nuestros productos.

En este post de Grupo IMAR, empresa especializada en procesos de acabados para la industria gráfica, vamos a explicarte en qué consiste el proceso de serigrafiado en packaging, qué tipos existen y diferentes ejemplos de proyectos de packaging que seguro que te ayudarán a encontrar ideas originales para tu empresa.

En qué consiste el proceso de serigrafiado en packaging

Entendemos por serigrafía el “método de reproducción de documentos o imágenes sobre cualquier material (madera, cerámica, papel, tela…), que consiste en transferir la tinta a través de una malla tensada en un marco”.

La serigrafía, además de ser una de las técnicas más antiguas en el mundo de las artes gráficas, es una de las que más se utilizan dentro del sector, ya que, mediante este proceso las corporaciones pueden dar a sus productos la característica propia de cada envase.

Sin embargo, ¿cómo funciona una máquina de serigrafía?

En primer lugar, es necesario disponer de un archivo con el diseño que queremos imprimir. La capa a imprimir (tinta o barniz) se imprimirá en un fotolito. Este fotolito es un film transparente sobre el que se imprime el negativo de la imagen a serigrafiar.

Una vez tenemos el fotolito impreso, lo utilizaremos para trasladar el diseño a la pantalla de serigrafía que nos permitirá imprimir las tintas o barnices con ese diseño sobre el trabajo. Para ello, hay que aplicar una emulsión a la malla de la pantalla e insolarla. Es decir, vamos a trasladar el negativo del fotolito a la malla y mediante el uso de una emulsión, bloquearemos el paso de la malla al margen de ese diseño.

En función del tipo de acabado escogido (tintas, barnices con relieve, texturas) habrá que escoger una malla u otra para permitir un mayor o menor paso de tinta o barniz a través de la malla. Colocaremos entonces la pantalla contra el soporte y haciendo uso de una regleta que presione sobre la pantalla, lograremos que las tintas o barnices vayan pasando a través del diseño dibujado en la malla y queden impresas en la superficie.

A continuación llegamos al último paso, el del secado. Ya sean tintas o barnices, el secado puede realizarse en un horno convencional (mediante calor) o en un horno UV (con lámparas ultravioletas). Al pasar el trabajo por el horno, las tintas o barnices se someten a un proceso de curado en el que quedan finalmente firmemente adheridas.

Dentro de las técnicas de serigrafiado que podemos encontrar en el sector gráfico, destacan 2 tipos:

  • Serigrafía manual. Como su propio nombre indica, la serigrafía manual nos permite estampar sobre cualquier superficie y material manualmente. Consiste en colocar nuestro diseño sobre lo que queramos imprimir (camisetas o bolsas, por ejemplo) sobre una malla.
  • Serigrafía automática. A diferencia de la anterior, en la serigrafía automática el empleado únicamente coloca los elementos que tengamos por serigrafiar en la máquina y, esta última, se ocupa de realizar y ejecutar el resto del trabajo. Finalmente, el operario lo único que debe realizar es recoger los productos ya impresos.

3 ejemplos de packaging de proceso serigrafiado

Para llevar a cabo un proceso de serigrafiado en nuestro packaging, podemos elegir entre muchos tipos de acabados, así que debemos elegir el que más se adecúe a nuestras necesidades según el material que vayamos a utilizar y el diseño que deseemos lograr. A continuación, te mostramos varios ejemplos de packaging de productos serigrafiado que triunfan en el mercado:

  • Serigrafía con barniz UV brillo. Es uno de los acabados más utilizados en serigrafía ya que se utiliza tanto en edición, para cubiertas de libros, como en packaging para resaltar logos, emblemas y marcas.
3 ejemplos de exito de la serigrafia en packaging 1
  • Serigrafía Relieve o 3D. Una de las técnicas más particulares en serigrafía, ya que no puede ser lograda mediante otras técnicas de impresión. Una malla de menor hilatura, permite el paso de una mayor cantidad de barniz, produciendo un relieve en la superficie. Muy habitual en estuchería para remarcar la importancia de la marca o el logo impresos. El relieve es habitualmente transparente, pero puede mezclarse con tintas para crear diseños particulares.

Serigrafía

  • Serigrafía Texturizada. Esta especialidad se diferencia del resto de acabados gráficos en que traslada al trabajo una textura que simula diferentes efectos, en función del tipo de barniz escogido: efecto madera, efecto arena, efecto piedra, efecto aterciopelado… Se trata de una rareza empleada únicamente por los diseñadores más innovadores en libros y estuches de muy alto valor añadido.
3 ejemplos de exito de la serigrafia en packaging 3

Si estás interesado en el proceso de serigrafiado para llevar a cabo en tu próximo packaging, en Grupo IMAR, empresa de acabados gráficos, trabajamos con procesos y acabados de serigrafía en cualquier producto en nuestros centros de producción de País Vasco y Cataluña. Para cualquier duda o consulta contacta con nosotros mediante teléfono o correo electrónico.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Sorprendido por lo que Imar puede hacer por tu producto?

Suscríbete a nuestro boletín semanal para mantenerte al día con nuestros últimos proyectos.

Ir arriba